«Autobiografía» de Gertrudis Gómez de Avellaneda

18-03-2015

Autobiografía. Gertrudis Gómez de Avellaneda

Autobiografía y otras páginas, de Getrudis Gómez de Avellaneda (Camagüey, Cuba, 1814-Madrid, 1873)es el último título aparecido en la Biblioteca Clásica de la Real Academia Española (BCRAE), dirigida por el filólogo, historiador de la literatura y académico Francisco Rico.

El volumen incluye la edición anotada del texto de Ángeles Ezama,  junto a un amplio aparato crítico y estudios que abordan cuestiones sobre la autora y la obra, su estilo y su transmisión textual.

Escrita en 1839 y enviada a su amante Ignacio Cepeda, esta Autobiografía —publicada por primera vez en 1907— supone el texto central del presente libro. Se incluye también Sab: novela original, relatos de viaje y leyendas, así como diversas cartas y poesías.

La Biblioteca Clásica reunirá, en ciento once volúmenes, el núcleo esencial de la tradición literaria española e hispanoamericana hasta finales del siglo XIX. Está editada por Galaxia Gutenberg y Círculo de Lectores y cuenta con el patrocinio de la Obra Social “la Caixa”.

Con Autobiografía y otras páginas, han aparecido ya un total de veinticinco títulos. Además de este, en 2015 está previsto que vean la luz cinco más: Don Quijote de la Mancha, Viaje al ParnasoComedias, de Miguel de Cervantes; La comedia nueva. El sí de las niñas de Leandro Fernández de Moratín, y El Abencerraje.

«ANEJOS» DE LA BCRAE

El pasado mes de febrero se presentó en la RAE una nueva edición crítica del Quijote del apócrifo «Avellaneda» junto con otros dos libros: Diálogo sobre la vida feliz y Epístola exhortatoria a las letras, de Juan de Lucena, e Historia de los indios de la Nueva España, de fray Toribio de Benavente, Motolinía.

Estos son los tres primeros volúmenes de la serie «Anejos de la Biblioteca Clásica de la Real Academia Española», patrocinada por la Fundación Aquae y al cuidado del Centro para la Edición de los Clásicos Españoles (CECE).

La BCRAE se reserva a un canon muy exigente de las letras hispánicas y en los Anejos  aparecen otros textos relevantes pero de menor categoría. Entre ellos, y aparte del Quijote de «Avellaneda» y de los otros dos citados, se cuentan El Peregrino en su patria, de Lope de Vega, El caballero puntual, de A. J. de Salas Barbadillo, o toda la obra poética del Conde Salinas.