Cervantes, entre las armas y las letras

28-11-2016

El vicedirector de la RAE, en la Escuela de Guerra.

La Asociación Española de Militares Escritores (AEME) ha nombrado hoy a sus asociados de honor en un acto celebrado en Escuela de Guerra del Ejército, en Madrid. En la sesión ha participado el vicedirector de la Real Academia Española (RAE), José Manuel Sánchez Ron.

La AEME ha querido distinguir con este honor, además de a Juan Velarde Fuertes y a Felipe Quero Rodiles, a Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616) en el año de su cuarto centenario.


MILITARES EN LA RAE

Invitado por la AEME, José Manuel Sánchez Ron ha intervenido con un breve repaso a la nómina de militares que han ocupado un sillón en la RAE desde que esta se fundó, en 1713. En total, han sido cuarenta y cinco: veinte en el siglo XVIII, dieciséis en el XIX, ocho en el XX y uno, hasta el momento, en el XXI.

Precisamente, como ha señalado Sánchez Ron, es «en el siglo XVIII cuando los militares comienzan a incorporarse a la sociedad civil y a diferentes escenarios culturales como las reales academias o las sociedades económicas de amigos del país».

El primer académico perteneciente al estamento militar mencionado por Sánchez Ron ha sido Juan Manuel Fernández Pacheco (1650-1725), marqués de Villena, fundador y primer director de la corporación. Otro miembro destacado fue Martín Fernández Navarrete (1765-1864), quien ingresó en la RAE en 1797 para ocupar la silla D.

Sánchez Ron ha aludido, asimismo, a Manuel Díez-Alegría (1906-1987), «quien ocupó la misma silla que yo, la G». Díez-Alegría ingresó en la corporación en 1980 con un discurso titulado Efímero esplendor. La escuela literaria militar de la Gloriosa y la Restauración.

Otro de los académicos citados por el vicedirector de la RAE ha sido Rafael Estrada (1884-1956). Ingresó en 1945 con el discurso La mar. Miembro destacado fue Eliseo Álvarez-Arenas (1923-2011), quien también tomó posesión de su plaza, en 1996, con un Canto al mar.

Por último, Sánchez Ron se ha referido al sucesor en la silla b de Álvarez-Arenas: el traductor,  jurista y militar Miguel Sáenz, quien ingresó en la RAE en 2013 con el discurso Servidumbre y grandeza de la traducción.


EL MANCO DE LEPANTO

El acto, presidido por Jaime Domínguez Buj, jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra, lo ha cerrado el coronel Enrique Domínguez Martínez-Campos, presidente de la AEME, quien ha repasado brevemente la vida militar de Miguel de Cervantes.

Cervantes, como ha recordado Domínguez, ingresó como soldado de la Infantería española alrededor de 1569, y participó en la batalla naval de Lepanto (1571), en la que resultó herido y perdió la movilidad de su mano izquierda, lo que le valió el popular sobrenombre de «manco de Lepanto».