#Cómicosdelalengua baja el telón en la RAE

19-05-2014

José Luis Gómez durante un ensayo.

José Luis Gómez durante un ensayo en la RAE.

Hoy lunes, 19 de mayo, se representará en el salón de actos de la Real Academia Española (RAE) Valle-Inclán: visión estelar de un momento de guerra, la décima y última de la lecturas dramatizadas del proyecto teatral  #Cómicosdelalengua, dirigido por el académico José Luis Gómez.

El comentario académico sobre este texto de Valle-Inclán —La media noche— estará a cargo del secretario de la RAE, Darío Villanueva. De la lectura de los pasajes se encargará el propio José Luis Gómez.

Reproducimos aquí el pasaje dedicado a Valle-Inclán en el programa de mano de «Cómicos de la lengua»:

«José Luis Gómez cierra este viaje de la lengua con las palabras inigualables y la imaginación imposible de Valle-Inclán en un texto poco conocido: La media noche. El horror de la Primera Guerra Mundial, en el que el escritor fue corresponsal en el frente aliado, se vuelve un largo momento, por igual esperpéntico y poético, dada la visión estelar de este testigo.

Ramón María del Valle-Inclán podría ser considerado un globalizador de la lengua española. El escritor gallego es bien conocido como uno de los primeros grandes novelistas de Hispanoamérica, participando en el género de la novela de caudillos con un lenguaje internacional del español; como una de las más incisivas y esperpénticas miradas sobre la miseria y suciedad política, histórica y social en cualesquiera de los estrados de la vida española; y como uno de los más conscientes creadores de su época. La lengua y la expresión, llegadas a su voz, son un instrumento que hay que revisar y revivir.

Explícitamente declara su designio de romper con el peso del pasado para buscar una expresión actual:

“Desde hace muchos años, día a día, en aquello que me atañe, yo trabajo cavando la cueva donde enterrar esta hueca y pomposa prosa castiza, que ya no puede ser la nuestra, si sentimos el imperio de la hora”.

Así, con la pureza más trabajada de la lengua y con la responsabilidad de dar un acercamiento iluminador a una época determinante —en el año 1914— Valle-Inclán trasciende el aspecto testimonial de su asistencia en la guerra para ofrecernos la presencia de una visión astral, simultánea y trascendental de un relato máximo.

El texto, en esta lectura en vida, ha sido hilvanado para respetar y representar el ideal soñado de Valle-Inclán: contar, como el alma descarnada de un autor que mira la tierra desde su estrella, fuera del tiempo y del espacio, como un viejo poema primitivo, una visión suprema de UN DÍA DE GUERRA».

Darío Villanueva

Darío Villanueva, secretario de la RAE.