El teatro furioso de Nieva

13-11-2015

Gallardon

Francisco Nieva en la presentación de ayer.

El Centro de Arte Moderno de Madrid rindió ayer un emotivo homenaje al dramaturgo, pintor, escenógrafo y académico Francisco Nieva (Valdepeñas, Ciudad Real, 1924) con la presentación de Teatrillo furioso, libro que recoge dos de sus obras inéditas: Farsa y calamidad de Doña Paquitas de Jaén y La misa del diablo.

Publicado por Del Centro Editores en una tirada única de cien ejemplares numerados y firmados por el propio Nieva, este volumen incluye, asimismo, catorce dibujos del autor, además de un boceto para el escenario de Doña Paquitas.

La presentación de anoche, a la que asistió el académico manchego, sirvió para «homenajear, desde el cariño, respeto y admiración, a uno de los grandes nombres de la cultura en lengua española», en palabras de Claudio Pérez Míguez, editor del libro.

Teatrillo furioso, «objeto precioso, refinado, y que invita a la contemplación, al tacto», tal como lo definió Francisco Nieva, es un «libro muy revelador de mi postura política actual, de mi reacción de miedo a que se desintegre el mundo que conozco».

Gallardon

Nieva con su libro: un «objeto precioso y que invita a la contemplación, al tacto».

En el caso de La misa del diablo, «decantación extrema de lo que ha sido mi teatro», Nieva explicó que la obra nació tras presentarse él mismo a un concurso para jóvenes convocado por el Instituto de Valdepeñas que lleva su nombre. «Al final de la redacción me di cuenta de que se notaba que era un viejo autor que simulaba ser un niño. El texto era un objeto raro, extraño, interesante desde el punto de vista literario».

Doña Paquitas de Jaén, por contra, es una «historia que me inspiraron dos hermanas actrices —presentes en el homenaje de ayer—. Siendo joven imaginé dos hermanas siamesas que se llevan mal entre ellas».

Estas dos obras son el núcleo de Teatrillo furioso, «un libro-objeto con el que siempre había soñado pero que nunca logré elaborar».

Catedrático de Escenotecnia de la Real Escuela Superior de Arte Dramático y doctor honoris causa por la Universidad de Castilla-La Mancha (2001), Francisco Nieva ha recibido, entre otros galardones, el Premio Polignac de Francia (1963); el Premio Nacional de Teatro (1979) por su trabajo en Los baños de Argel, de Miguel Cervantes; el Premio Mariano de Cavia de Periodismo (1991) por ¡Música, maestro!;  el Premio Príncipe de Asturias de las Letras  (1992); el Premio Nacional de Literatura Dramática (1992) por El manuscrito encontrado en Zaragoza de Jan Potocki; la Medalla de Oro a las Bellas Artes (1996); el Premio Max de las Artes Escénicas (2011), y el Premio Valle-Inclán (2011) por Tórtolas, crepúsculo y… telón.

Articulista habitual en los medios de comunicación, Francisco Nieva ha dirigido, además de sus propias creaciones, adaptaciones de clásicos como Miguel de Cervantes, Benito Pérez Galdós y Agustín Moreto.

Francisco Nieva, cuyas memorias se han publicado bajo el título Las cosas como fueron (2002), es autor de más de una treintena de piezas teatrales, así como de novelas y ensayos. Entre sus textos narrativos figuran El viaje a Pantaélica (1994), Granada de las mil noches (1994), La llama vestida de negro (1995), Oceánida (1996) y Carne de murciélago (1998). Sus obras completas (2007) han sido recogidas en dos tomos.

 

Más información: 

«Francisco Nieva ve “un sueño cumplido” en la edición de Teatrillo furioso». Eldiario.es, 12 de noviembre de 2015.

«Es apabullante esta conjunción de separatismo y corrupción»El País, 12 de noviembre de 2015.