Imagen y sonido del «Quijote»

05-10-2015

Darío Villanueva, junto al alcalde la ciudad, durante su intervención en el Foro.

Darío Villanueva, junto al alcalde la ciudad, durante su intervención en el Foro.

El director de la Real Academia Española (RAE), Darío Villanueva, ha participado esta tarde en Ourense en el Foro La Región, en donde ha impartido una conferencia sobre El «Quijote» y el dinamismo de las imágenes. Fue presentado por el alcalde de la ciudad, Jesús Vázquez.

En su disertación, Darío Villanueva ha insistido en el «insustituible» papel que la obra de Miguel de Cervantes «ha jugado y seguirá jugando en la cultura contemporánea, tan rica en imágenes plásticas y dinámicas», como auténtica precursora del cine.

El profesor Villanueva, cuyo discurso de ingreso en la RAE en 2008 versó sobre El «Quijote» antes del cinema, ha destacado la importancia del oído y la voz de la novela cervantina: ambos conforman su intenso dialogismo. Pero «no menor es la importancia que la visión tiene en el Quijote. De hecho, la gran mayoría de los episodios o aventuras de los protagonistas comienzan con voces, sonidos o ruidos que luego más tarde la vista vendrá a completar».

La plasticidad de los cuadros cervantinos, ha continuado el director de la RAE, «explica la atención prestada a la obra por ilustradores, grabadores, pintores o, incluso, publicistas». Como consecuencia de esta «extraordinaria» atención, la novela de Cervantes «se ha convertido en inmortal, en una obra clásica entre las clásicas, por encima de las contingencias del espacio y del tiempo».

Cervantes, como ha afirmado el director de la Academia, narra siempre con una marcada concepción visual, rítmica, escenográfica y espectacular de las situaciones, como si pretendiera poner en palabras escuetas lo que sobre la pantalla se resolvería en la secuencia de unas imágenes que hablasen por sí mismas.

 

DOS REALIDADES

«Don Quijote transforma lo real en sus quimeras desquiciadas y esto confiere a la novela una gran visualidad. Frente a él, Sancho y los narradores perciben las cosas tal y como son, perspectiva fidedigna que el lector considerará como tal».

En última instancia, ha explicado Villanueva, el significado del Quijote nace de la contraposición entre las imágenes de dos realidades: «la que ven Sancho y los demás personajes, o nos describen los narradores, y la que el protagonista altera, mixtifica y distorsiona por influjo de una mediatización constante, la de los libros de caballería. La novela cervantina está concebida como un juego de voces, pero también de visiones. La obstinada insania del Caballero de la Triste Figura proporciona continuos motivos de contrapunto, y algunos de los episodios más famosos de la novela están concebidos en términos claramente precinematográficos».

 

PREMIO FERNÁNDEZ-LATORRE

El rey Felipe VI entregará mañana a Darío Villanueva en A Coruña el  LVII Premio Fernández-Latorre, en reconocimiento a su «trayectoria académica e intelectual» y a su labor al frente de la institución que dirige desde enero de 2015.

 

Más información

«El Quijote es, sin duda, una obra cinematográfica»La Región, 6 de octubre de 2015.

«Hay muchas palabras extranjeras que son como globos, suben pero luego se pinchan». Entrevista a Darío Villanueva en La Región, 5 de octubre de 2015.